top of page
  • ohsauco

Mermelada y Confitura | Mermeladas de Oh Saúco 2023

¿Por qué son mejores las mermeladas artesanas?

Desde que me adentré en el apasionante mundo de la cocina, he tenido el privilegio de especializarme en la creación de deliciosas confituras y mermeladas caseras. Mi formación profesional en gastronomía me ha permitido explorar cada rincón de este dulce universo durante más de una década.


A lo largo de los años, he perfeccionado mi técnica y he experimentado con una amplia variedad de frutas, desde las clásicas fresas hasta sabores innovadores como los tomates verdes. Además, he tenido el honor de compartir mis creaciones en eventos culinarios y ferias de alimentos artesanales, donde la mermelada artesanal ha sido siempre la estrella indiscutible.

En este artículo, quiero compartir contigo mi profundo conocimiento sobre el tema y explicarte por qué las mermeladas artesanales son incomparables en sabor y calidad con respecto a las versiones comerciales.

El arte de hacer mermeladas caseras

La conexión con la cocina de nuestras abuelas y la pasión por la preservación de la fruta fresca nos inspiró a aprender los secretos de esta antigua técnica. A lo largo de los años, he perfeccionado mi habilidad para combinar frutas de temporada con azúcar y cocción lenta, logrando así esa textura suave y sedosa que caracteriza a una buena mermelada.


El proceso de hacer mermeladas caseras implica un cuidadoso equilibrio entre los ingredientes y el tiempo de cocción, lo que garantiza que los sabores naturales de la fruta se mantengan intactos, conservando su frescura y aroma. La mermelada de fruta resultante es una verdadera explosión de sabor, mucho más auténtica que cualquier producto industrial que puedas encontrar en el supermercado.


Mermelada artesanal vs. Mermelada comercial: Una comparación reveladora

Cuando te aventuras a comprar mermelada artesanal en lugar de optar por una versión comercial, estás dando un paso hacia la excelencia gastronómica. Las mermeladas artesanales se distinguen por su calidad superior y su sabor auténtico.


En contraste, las mermeladas comerciales a menudo contienen conservantes y aditivos que pueden alterar el sabor y la textura natural de la fruta. Además, las grandes producciones comerciales a menudo utilizan frutas no tan frescas, lo que resulta en una mermelada menos aromática y sabrosa.


En mi experiencia, la elección de la mermelada artesanal no solo se traduce en un producto de mayor calidad, sino también en un apoyo a los pequeños productores locales que dedican tiempo y amor a cada lote que producen.

Elaboración de una Mermelada Natural

Hacer una mermelada natural y deliciosa es un proceso que combina la paciencia y el amor por los sabores auténticos de las frutas. A continuación, te guiaré a través de los pasos clave para elaborar tu propia mermelada casera:


1. Selección de frutas de calidad

Elige frutas maduras y frescas de temporada. Puedes experimentar con una sola variedad o crear combinaciones interesantes para lograr sabores únicos. Lava y pela las frutas si es necesario, y luego córtalas en trozos uniformes.


2. Proporción de azúcar

La cantidad de azúcar que necesitas dependerá de la fruta que utilices. En general, una buena regla es utilizar aproximadamente la misma cantidad de azúcar que de fruta. Esto puede variar según tus preferencias personales y el nivel de dulzura de la fruta. Algunas frutas ácidas, como las frambuesas, pueden requerir un poco más de azúcar.


3. Cocción lenta y suave

Coloca las frutas y el azúcar en una olla grande y gruesa. Cocina a fuego medio-bajo, revolviendo ocasionalmente para evitar que se pegue en el fondo. La cocción lenta permite que la fruta libere su jugo de manera gradual y que el azúcar se disuelva completamente.


4. Agregar ácido y pectina

En algunos casos, como con frutas con bajo contenido de pectina, como las fresas, es necesario agregar ácido, generalmente en forma de jugo de limón, y pectina, que puedes encontrar en forma de polvo en tiendas de alimentos. Esto ayudará a que la mermelada tome la consistencia adecuada.


5. Prueba de la gelificación

Para saber cuándo tu mermelada está lista, realiza una prueba de gelificación. Coloca una pequeña cantidad en un plato frío y deja que repose durante unos minutos. Debería formar una película y arrugarse al tocarla. Si no está lista, continúa cocinando y repite la prueba.


6. Envasado en caliente

Una vez que tu mermelada alcance la consistencia deseada, toca retirarla del fuego. Llena frascos esterilizados con la mermelada caliente y sella herméticamente. Voltea los frascos durante unos minutos para asegurarte de que estén bien sellados y, luego, déjalos enfriar por completo.

7. Almacenamiento y disfrute

Almacena tus mermeladas caseras en un lugar fresco y oscuro. La mermelada se mejora con el tiempo, por lo que puedes disfrutarla durante meses. Úsala para untar en tostadas, mezclar con yogur o como acompañamiento para carnes y quesos.


Crear una mermelada natural es una experiencia gratificante que te conecta con la esencia de las frutas y sus sabores únicos. Además, el aroma y el sabor de una mermelada casera son incomparables con cualquier producto comercial. ¡Así que atrévete a experimentar en tu propia cocina y deleita tu paladar con esta deliciosa confitura artesanal! Si quieres comprar mermelada artesanal, no lo dudes más, descubre Oh Saúco.

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page